Grupo NR3 desmonta la campaña del Ministerio de Sanidad

Desde la asociación grupo NR3 queremos manifestar nuestro rechazo y oposición a una parte del contenido de la campaña publicitaria que se está dirigiendo desde este Ministerio recogida con el lema “el tabaco ata y te mata en todas sus formas”. Campaña de Prevención del Tabaquismo FÚMALO… CALIÉNTALO… VAPORÍZALO… SABORÉALO… QUE NO TE ENGAÑEN. El Tabaco Ata y Te Mata En Todas Sus Formas”.

Es por ello que hemos presentado una Acción de cesación de la campaña: “el tabaco ata y te mata en todas sus formas. Campaña de Prevención del Tabaquismo” y su rectificación parcial al amparo del contenido del artículo siete de la ley 29/2005 de 29 de Diciembre de publicidad y comunicación institucional.

Desde la asociación se está conforme y se apoya la decisión de combatir el consumo del tabaco, tratándose de un grave problema para la salud pública. Pero lo que no se puede aceptar es asemejar el tabaco con el dispositivo electrónico de liberación de nicotina. En efecto en esta campaña se menciona el término “vaporízalo” refiriéndose el tabaco porqué equipara el uso del dispositivo al consumo del resto de derivados del tabaco, algo que desde luego es totalmente equivocado. Se trata de un desacierto y por lo tanto de un infundio esta equiparación, y no porque lo sostenga una asociación del sector como la presente, sino que así lo hace el propio legislador. En efecto, desde un punto normativo, una simple lectura de la legislación de la Comunidad Europea (Directiva 2014/40/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 3 de abril de 2014) y nacional (Real Decreto-ley 17/2017, de 17 de noviembre, por el que se modifica la Ley 28/2005, de 26 de diciembre) nos muestra que el legislador trata de distinta manera el tabaco y los dispositivos electrónicos indicados para vaporizar (así estos últimos cuentan con un régimen de publicidad y de utilización en el espacio público, mucho más permisivo). La diferencia de supuestos de hecho en la norma tiene que tener una motivación ya que en caso contrario surge la discriminación y con ello el abuso. Por lo tanto esta disparidad que efectúa el legislador, no puede ser fútil, sino que debe guardar una razón de ser, y este motivo no puede ser otro que la base científica y médica diferencia entre ambos como luego veremos. En definitiva si el legislador europeo y nacional trata a ambos sectores, de manera distinta, ya que en sí mismos son distintos ¿En qué se fundamenta el Ministerio en equipararlos en esta desafortunada campaña publicitaria?.

Aunque resulte una obviedad, una evidencia, toda recomendación y directriz que emita el Ministerio, debe estar sustentada de manera legal y científicamente para no generar alarma social de manera gratuita. Desconocemos, ya que no lo dice, cuál es la base legal y científica de esta campaña. La propia OMS (organización mundial de la salud), recoge lo contrario, que los sistemas electrónicos de administración de nicotina ( o si se quiere SEAN) no son productos de tabaco. Un líquido para vapear contiene glicerina vegetal, propilenglicol, aroma alimenticio….. pero no hay tabaco, por tanto no se puede equiparar el vaporizador susceptible de liberar nicotina con el tabaco, así que esta campaña es errónea y falta a la verdad.

Pero lo más grave de la situación es que esta falsedad, expuesta por el más alto órgano de dirección del estado en la salud como es este Ministerio, genera una opinión equivocada en la ciudadanía, y con ello alarma social y perjuicios irreparables en el sector.

Nosotros como asociación de profesionales del sector del vapeo, tenemos como fin fundacional el cumplimiento escrupuloso de la normativa y exigimos a nuestros asociados el respeto exquisito a la ley, en caso contrario serán expulsado de la asociación. Se propone la utilización de este producto como herramienta eficaz para la reducción de daños producida por el tabaquismo (algo que también se encuentra certificado científicamente). Aplaudimos el control concienzudo que puedan llevar las distintas administraciones de todos los productos que están en el mercado; apoyamos los sistemas de control e inspección por parte del gobierno de la nación que erradiquen malas prácticas y el incumplimiento de la ley; también somos conscientes que debemos proteger a los jóvenes y controlar que toda las tiendas especializadas cumplan la ley restringiendo su venta a los menores de edad. En definitiva somos abogados del cumplimiento escrupuloso de la ley, y por ello no se entiende que desde el Ministerio se nos perjudique a través de una campaña publicitaria infundada y que falta a la verdad.

No queremos seguir hablando nosotros, que lo hagan ahora los científicos que rechazan esta equiparación de la campaña y en sus trabajos concluyen que no existe la figura del “vapeador pasivo” en contraposición al “fumador pasivo”. Así encontramos el estudio realizado por el, Dr. Joan Grimalt: https://www.youtube.com/watch?v=PTPczZwEoFU

Tambíén recogemos las manifestaciones del catedrático de química analítica Miguel de la Guardia en la Universidad de Valencia, a raíz del estudio que se ha difundido en los medios de comunicación sobre el efecto del vapor del cigarrillo electrónico frente al humo del tabaco: https://www.youtube.com/watch?v=R1jXM0rtyEc.

Fuera de nuestras fronteras, pero dentro del ámbito de la comunidad europea citamos el trabajo:

Creemos fielmente que la utilización de estos Vaporizadores electrónicos susceptibles de liberar nicotina es una herramienta efectiva de reducción del daño: "hasta un 95% mas seguro que fumar" según el Ministerio de Salud británico (https://www.gov.uk/government/news/phe-publishes-independent-experte-cigarettes-evidence-review) se lo han tomado tan en serio que hasta han permitido colocar tiendas vaper dentro de los hospitales. https://www.ecigwizard.com/blogs/news/vape-shops-open-at-nhshospitals

La campaña que se cita al principio de este escrito y que se encuentra patrocinada desde este Ministerio es errónea y en definitiva genera un daño gratuito al sector del vapeo.

Desde esta asociación exigimos el cese inmediato de esta campaña y su rectificación al amparo del contenido del artículo siete de la ley 29/2005 de 29 de Diciembre de publicidad y comunicación institucional, ya que como se ha expuesto y acreditado en este escrito no tiene fundamento legal ni científico, es totalmente errónea respecto de la equiparación de la utilización del vaporizador como si fuera lo mismo que fumar, campaña que como afirmamos no tiene ningún fundamento y por lo tanto quebranta los fines de las campañas de comunicación que recoge el artículo tres de la citada ley.

 

campaña sanidad, #vapearnoesfumar

Enlaces de interés.

Te sugerimos estos sitios de relevante interés...

Plataforma para la reducción del daño por tabaquismo

SIGMAGAZINE

Periódico digital pro-vapeo, con información sobre la actividad de vapear y el vaporizador. 

International Network of Nicotine Consumer Organisations

VAPING 360

El sitio web de medios de vapeo más leído del mundo.

Asociación Española de Usuarios de Vaporizadores Personales